jueves, 3 de septiembre de 2015

UN RELOJ SOLAR Y UN MONJE DOMINICO

Todavía no salgo de mi asombro al llegar a la cima de la Peña de Francia, a 1723 metros de altura. Desde su cumbre se divisa a lo lejos Salamanca y la provincia de Zamora, la Sierra de Béjar, la de Gredos, y por otro lado los valles y olivares extremeños, las Hurdes, las Batuecas, y más al Poniente, el Campo de Argañan y extensas tierras portuguesas cruzadas por la Sierra de la Estrella.

En su cima se encuentra un monasterio habitado desde el siglo XV por los Dominicos, únicamente lo dejaron por la desamortización de Mendizábal para volver años después.

Uno de sus monjes, también ingeniero, construyó este magnífico reloj solar en 1960 a las puertas del monasterio. Gracias.

1 comentario: