lunes, 25 de julio de 2016

A LA CAZA DE MICROMETEORITOS

Este fin de semana ha resultado muy fructífero en la caza de micrometeoritos (estrellas fugaces). Después de escobar la terraza, filtré la arena recogida y le pasé un imán para capturar los metales que contenía. El resultado fue magnífico, ya que las últimas lluvias habían dejado sobre el suelo gran cantidad de micrometeoritos.


Sobre la Tierra se depositan a lo largo del día más de 100 toneladas de material extraterrestre, la mayor parte son micrometeoritos, restos de cometas, asteroides o polvo interplanetario. Los micrometeoritos  y el polvo interplanetario quedan en suspensión en las capas altas de la atmósfera y poco a poco se van depositando en el suelo en el interior de las gotas de lluvia, copos de nieve o granizo.

La mayor parte de esos meteoritos tienen una composición rocosa, pero otros están formados de hierro y níquel, y pueden ser separados del resto de partículas del terreno con un imán, y ser observadas con un microscopio (su tamaño es diminuto, con diámetros de milésimas de milímetro). Su forma redondeada y con estrías delata su origen. (Esférulas cósmicas)


Esos meteoritos proceden directamente de la materia que dio origen al sistema solar. Tienen una edad por tanto de unos 4.500 millones de años.

En las imágenes, tomadas con un teléfono móvil a través del ocular del microscopio, además de los micrometeoritos, también se pueden observar unos cuerpos geométricos en forma de octaedro regular (ocho caras con forma de triángulos equiláteros, en forma de dos pirámides unidas por sus bases), creo que se trata de un mineral, la magnetita, un imán natural que, como puede apreciarse en las imágenes, mantiene unido o pegado a todo el conjunto de micrometeoritos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario