lunes, 2 de diciembre de 2013

A la caza de Micrometeoritos

Lituénigo, agosto 2012. Esta mañana lo hemos pasado de primera. Hemos salido a la caza de micrometeoritos con la ayuda de un pequeño imán y luego hemos podido observarlos gracias a una lente. Ha sido maravilloso. Sabías que….

Miles de pequeños meteoritos caen a diario sobre la tierra. Normalmente se queman antes de llegar al suelo, formando las llamadas estrellas fugaces. Los restos que caen al suelo se pueden recoger en cualquier parte, separarlos con un imán y verlos con un microscopio. Su forma redondeada y con estrías delata su origen.

Cuando un meteorito cae sobre la tierra, a decenas de miles de kilómetros por hora, normalmente se volatiliza antes de llegar al suelo, por rozamiento con la atmósfera. Ese fenómeno suele ser visible por la noche, y se llama “estrella fugaz”. Después de quemarse, las cenizas van cayendo lentamente sobre el suelo. La tierra incrementa su masa varias toneladas al día por este procedimiento.

Esas partículas se depositan en tejados, carreteras, etc. Cuando llueve, el agua las arrastra, por lo que un buen sitio para recoger micrometeoritos es en las canaletas de desagüe de los tejados y en las cunetas de las carreteras, una vez que están secas.

La mayor parte de esos meteoritos tienen una composición rocosa, pero otros están formados de hierro y níquel, y pueden ser separados del resto de partículas del terreno con un imán, y ser observadas con un microscopio.

Esos meteoritos proceden directamente de la materia que dio origen al sistema solar. Tienen una edad por tanto de unos 4.500 millones de años.



Si estás viendo el blog desde un teléfono móvil o tablet con el sistema Android, será necesario que instales en tu dispositivo el navegador Dolphin Browser . Una vez instalado el navegador, descarga desde aqui Flash Player para Android y lo instalas en tu dispositivo. Así podrás ver la galería de imágenes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario